sábado, 8 Ago, 2020

Qué es el DAFO y cómo aplicarlo a tu negocio

por | Feb 14, 2017 | Actualidad, Destacado

DAFO

El análisis DAFO, también conocido como análisis FODA o DOFA, es una herramienta de estudio de la situación de una empresa o un proyecto. Analiza sus características internas (debilidades y fortalezas) y su situación externa (amenazas y oportunidades) en un gráfico o una matriz cuadrada. Proviene de las siglas en inglés SWOT (Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats). En castellano son las iniciales de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

En qué consiste el DAFO

El DAFO es una herramienta que permite al empresario analizar la realidad de su empresa, marca o producto para poder tomar decisiones de futuro (decisiones que pueden establecerse mediante el análisis CAME). El DAFO puede ser un buen comienzo cuando el autónomo plantea un nuevo proyecto empresarial. Ayuda a establecer los puntos en los que hay que centrar las estrategias para que este sea viable.

Sin embargo, el DAFO no solo sirve para montar un negocio desde cero. Se puede convertir también en una herramienta de reflexión sobre la situación de una empresa ya creada.

El análisis DAFO se divide en dos partes

  1. Análisis interno (Fortalezas y Debilidades). En esta fase se realiza una fotografía de la situación de la empresa o proyecto empresarial considerando sus fortalezas y sus debilidades.
  2. Análisis externo (Amenazas y Oportunidades). Tanto las amenazas como las oportunidades pertenecen al mundo exterior a la empresa, pero deberían ser tenidas en cuenta bien para superarlas, en el caso de las amenazas, o bien para aprovechar las oportunidades que brinda el mercado exterior.

Una vez realizado el análisis, es necesario definir una estrategia que lleve a potenciar las fortalezas, superar o corregir las debilidades, controlar o afrontar las amenazas y beneficiarse de las oportunidades. Es el llamado análisis CAME.

Qué es una matriz

La secretaría general de Pymes del Ministerio de Economía tiene una web específica sobre cómo hacer un análisis DAFO. La matriz DAFO muestra el conjunto de factores DAFO: Debilidades, Amenazas, Oportunidades y Fortalezas.

Esta web, por cierto, incluye una útil herramienta para aplicar el análisis DAFO al negocio. Para acceder a ella hay que registrarse previamente. Si ya se ha iniciado un DAFO, la matriz enseña cada uno de los contenidos introducidos por el usuario y permite añadir nuevos contenidos, editarlos y borrarlos. Asimismo, ofrece una ayuda que aporta ideas sobre el contenido de cada uno de los factores.

Este es el ejemplo incluido en esta web oficial:

DAFO

¿Para qué sirve el DAFO? Básicamente para mejorar el negocio. ¿Cómo? Estableciendo unas estrategias para ello.

A partir de los datos introducidos en los factores DAFO se pueden establecer las estrategias más convenientes para el proyecto empresarial. Existen cuatro tipos de estrategias, según señala la web del Ministerio:

-Estrategias Ofensivas

Se obtienen relacionando Fortalezas + Oportunidades. Son estrategias de crecimiento: buscan relacionar los puntos fuertes internos y externos para mejorar la situación. Ejemplo: si la empresa es líder en un determinado producto (fortaleza), y sube la demanda (oportunidad), se pueden emplear estrategias más agresivas de ventas, promociones, etc.

-Estrategias Defensivas

Se obtienen relacionando Fortalezas + Amenazas.Son estrategias reactivas: relacionan los puntos fuertes internos para contrarrestar las amenazas externas. Ejemplo: si la empresa es líder en un determinado producto (fortaleza), y baja la demanda (amenaza), se pueden crear productos nuevos, bajar precios, etc.

-Estrategias Adaptativas

Se obtienen relacionando Debilidades + Oportunidades. Son estrategias de reorientación: en este sentido, se cambia algún elemento en las debilidades para aprovechar las oportunidades. Ejemplo: si hay un servicio postventa deficiente, y se detecta que es algo con gran valor en los servicios que se ofrecen, se puede potenciar y crear una campaña publicitaria para divulgarlo.

-Estrategias de Supervivencia

Se obtienen relacionando Debilidades + Amenazas. Buscan relacionar los puntos débiles internos y externos para conocer la situación de la empresa respecto de la competencia y el mecanismo a utilizar para revertir esta situación. Ejemplo: ante la pérdida de clientes en la empresa y mantenimiento de los mismos en empresas de la competencia, se deberían crear nuevas estrategias de fidelización.

Como destaca el portal de pymes del Ministerio, «es un error común confundir estrategias con acciones: las estrategias no son concretas y pueden incluir una o más acciones».

Priorizar las estrategias

Esta herramienta DAFO del portal del Ministerio tiene el valor añadido, respecto a otras parecidas, «de ayudar a priorizar las diferentes estrategias que se puedan crear y a saber en qué orden deberían llevarse a cabo». De este modo, en función del valor que se asigne a cada apartado al DAFO, las estrategias (que estarán relacionadas con estos valores) tendrán mayor o menor importancia. La aplicación realiza la priorización de forma automática.

Ejemplo de análisis DAFO

En internet el freelance podrá encontrar otros portales y guías sobre el DAFO. Algunas páginas tienen guías más concisas y, en algún apartado, más exhaustivas que la del Ministerio. Emprendedores.es, por ejemplo, desarrolla con más profundidad el apartado de análisis interno y externo. Esta es la propuesta que hacen en su guía:

El análisis interno

Consiste en detectar las fortalezas y debilidades de la empresa que originen ventajas o desventajas competitivas. Para llevarlo a cabo se estudian los siguientes factores:

Producción. Capacidad de producción, costes de fabricación, calidad e innovación tecnológica.

Marketing. Línea y gama de productos, imagen, posicionamiento y cuota en el mercado, precios, publicidad, distribución, equipo de ventas, promociones y servicio al cliente.

Organización. Estructura, proceso de dirección y control y cultura de la empresa.

Personal. Selección, formación, motivación, remuneración y rotación.

Finanzas. Recursos financieros disponibles, nivel de endeudamiento, rentabilidad y liquidez. Investigación y Desarrollo. Nuevos productos, patentes y ausencia de innovación.

El análisis externo

Trata de identificar y analizar las amenazas y oportunidades de nuestro mercado. Según Emprendedores, abarca estas áreas:

Mercado. Definir el target y sus características. También los aspectos generales (tamaño y segmento de mercado, evolución de la demanda, deseos del consumidor) y otros de comportamiento (tipos de compra, conducta a la hora de comprar).

Sector. Detectar las tendencias del mercado para averiguar posibles oportunidades de éxito, estudiando las empresas, fabricantes, proveedores, distribuidores y clientes.

Competencia. Identificar y evaluar a la competencia actual y potencial. Analizar sus productos, precios, distribución, publicidad, etc.

Entorno. Son los factores que no podemos controlar, como los económicos, políticos, legales, sociológicos, tecnológicos, etc.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres estar al día de todo lo que concierne a los autónomos?

 Recibe en tu email todas las novedades que te ayudarán a triunfar con tu trabajo. 

También te puede interesar:

Share This